domingo, 2 de agosto de 2015

From Hell

Leo From Hell, de Moore y Campbell. El don de Moore para contar historias es increíble. Da igual de lo que hable. Aunque sea de algo tan manido como Jack el Destripador. Recrea lo que toca y le da profundidad, con esa mezcla de historia, esoterismo y magia suya tan particular. El paseo por la arquitectura secreta de Londres, por ejemplo, es magistral.

En cuanto al dibujo de Campbell, es perfecto para contar el relato de Moore: austero, riguroso, diría que severo, como lo es la propia composición de las páginas. Solo tengo una duda: su frecuente despreocupación por las caras, ¿es un rasgo estilístico o pura pereza? 

**


Pocos días después veo From Hell, película de los Hughes brothers basada en el tebeo de Moore y Campbell. No voy a entrar si es mejor el libro o la peli, porque sería insultante: la película, visualmente muy atractiva, tiene un guion idiota. Da la sensación de que los hermanos no han entendido nada del tebeo o, quizá, que no les ha interesado en absoluto, porque cogen lo que les parece, lo cambian a su antojo, y se olvida de lo importante. El cambio en el personaje del detective es de juzgado de guardia (se quejó Moore: del tipo rudo que él escribió pasamos a un guaperas bebedor de absenta). Que haya un romance entre él y la puta Kelly ya es de sonrojarse. Que Gull sea un tipo pequeñajo al que se le ponen los ojos negros no tiene nombre. Y que las putas sean tan poco putas…, pues eso, dulcificador.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada