viernes, 4 de septiembre de 2015

Calle mayor, de Bardém

Estamos en una ciudad de provincias española. Los jóvenes señoritos del pueblo no tienen otra cosa que hacer que beber, ir al cinema, pasarse por el barrio viejo, eufemismo de la casa de putas, y gastar bromas.

La nueva broma es que uno de ellos engañe a una conocida solterona, convencerla de que sí, de que se quiere casar con ella para, al final, en el baile anual, descubrir la broma y echarse unas risas.

La bajeza moral de la burguesía; el tedio como fuente del mal; y la doble pena que sufre la mujer, condenada a esperar o a convertirse ella misma en censora de las otras mujeres, resulta espeluznante.

Una magnífica película de Antonio Bardém.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada